Spanish Review: BIG EYES

Por Liz López

Rating B+

La vida que las mujeres tenemos ahora en día es mucho mas diferente de la que pasaron las mujeres de la década 1950. Algunas cosas han cambiando radicalmente, y algunas todavía continúan de cierta forma. En el largometraje Big Eyes, llegamos a conocer la vida de Margaret (Amy Adams) que recién se huye de un mal matrimonio con su hija pequeña y decide crear una nueva vida como soltera. Con pocos recursos y poca experiencia de trabajar fuera del hogar, se decide dedicarse a pintar más obras de arte y tal vez utilizar su habilidad para mantenerse en la vida. No tarda en descubrir que tan difícil es la vida sin tener lo suficiente para lo básico día a día. Hasta que encuentra un galán que apoya su labor como artista y pronto le propone matrimonio, ofreciendo el sol, la luna y las estrellas también. Después de contraer matrimonio con el pintor, Walter Keane (Christoph Waltz), Margaret siente felicidad hasta que va descubriendo la verdad poco a poco.

Esta historia verídica es una que no se había contado tan públicamente y no porque nadie le había ofrecido a Margaret oportunidades de contar su experiencia. No confió ella en nadie que contara su vida de buena manera hasta que llegaron los cineastas Scott Alexander y Larry Karaszewski para hablar con ella de una propuesta de escribir el guion y también producir la película biográfica. Se eres fan del arte y de la historia de una mujer casi en esclavitud hasta ganar su reconocimiento, esta es la película para usted en estos días que no llevan hasta el fin del año. Los cineastas, incluyendo el director Tim Burton, presentan una gran obra que nos hace reír, llorar y pensar que tan raro puede ser la vida a veces es más extraño que los cuentos de ficción.

De seguro me encanto la interpretación y actuación de ambos Adams y Waltz como la pareja Keane que le dan vida a este matrimonio en el que se comete un gran fraude. Llega el tiempo que tiene que huir de este hombre con ilusiones de grandeza y pasándose como un gran pintor. El embuste le metió en problemas cuando el mundo descubrió la verdad del fraude.

Yo soy fan del vestuario en las películas, en especial cuando son de épocas del ayer. No cabe duda que se tiene de dar reconocimiento a la directora de vestuario, Colleen Atwood, tres veces ganadora del premio Oscar por su labor. Desde el vestuario deportivo hasta los vestidos para salir como profesional durante el juicio, Atwood se destaco de nuevo.

Big Eyes se estrena en los cines el 25 de diciembre. No se lo pierda.

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.