Spanish Review: TROLLS

Por Liz López

Rating: B+

Cuando primero aprendí que se estaba creado una cinta animada sobre los muñecos Trolls con origen de casi seis décadas, no sabía que anticipar sobre el cuento del largometraje. Para mí como niña, estos muñecos no son algo que tenía deseos de tener como juguete, con el pelo de color y sin rumbo. Pero si busque ver esta película con anticipación en plan de familia con mi hijo y su niño de cinco años de edad. Es una dicha pasar este tiempo con ellos y pensar que por lo menos mi nieto le gustaría. Desde este momento les digo que esta cinta los hará feliz a todos en su familia – hasta el más gruñón – porque de eso se trata la cinta. ¿Qué es la felicidad y donde lo encontramos?

Esta comunidad de “Trolls” viven en la dicha todos los días y no hay nada que temen, más que unos ogros de nombre Bergen (parecidos en forma de Shrek) que están muy tristes y no saben cómo sonreír para nada. La película tiene sus momentos dramáticos cuando los ogros deciden buscar a los Trolls para comer y tener alguna felicidad, pero las escenas no son tan espantosas que deja de ser una cinta recomendada para las familias.

Lo bonito de esta historia es que se celebra ser feliz a toda hora y todo momento. Igual, ha escenas en donde llegan a enfrentar el miedo que se ha inculcado en ambos agrupaciones de creaturas desde su niñez y llegan a entenderse uno al otro, con abundantes maneras de ser feliz.  En realidad, será muy difícil salir del salón de cine sin alguna sonrisa.

Hay una gran variedad de música y eso es a la mano del cantante Justin Timberlake, que es el productor ejecutivo de música para esta cinta. No solo han creado una producción que le da animo a todo mundo de bailar, pero el también sirve como la voz del Troll de nombre “Branch” – el único que es de color gris y no desea cantar, sonreír, bailar o tener nada de gusto. Este personaje tiene una razón muy personal que se guarda profundamente y no es hasta que algo sucede en el campamento de los “Trolls” que después confía en la princesita de color rosita, Poppy (Anna Kendrick). Esta es la única escena que me dio dolor del corazón cuando describe su razón pero no tarda mucho en que llega encontrar la felicidad.

El guion es escrito por Jonathan Aibel y Glenn Berger, con el director Mike Mitchell (“Shrek Forever,” “Alvin and the Chipmunks: Chipwrecked”), y co-director Walt Dohrn. En el personaje de Bergens, entre el  Principe Gristle (Christopher Mintz-Plasse) y una creada de la cocina, Bridget (Zooey Deschanel), nos damos cuenta que hay una atracción entre ellos, pero solo después que recibe un “makeover” y la presentan como la “Dama Glitter Sparkles.” Para Bridget, es un sueño hecho realidad porque tiene mucho tiempo de estar chiflada por él. Pero no solo son ellos, porque cuando vemos a Branch regresar hacia la felicidad, de seguro, Poppy será parte de su dicha.

Otros actores que les dan vida a los personajes incluyen a Jeffrey Tambor, Christine Baranski, John Cleese, Russell Brand, James Corden, Gwen Stefani y Quven, entre otros. La cinta tiene clasificación PG por el MPAA y duración de 84 minutos. El estreno nacional es el 4 de noviembre.

Fuente: 20th Century Fox/ DreamWorks Animation

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.