Por Liz Lopez

Rating: B+

Si no está seguro de querer ver a la cinta Spencer porque es otra película que habla sobre la vida de la difunta princesa Diana, entonces sepa que el cineasta chileno Pablo Larraín (Jackie, Neruda) no ha creado una película biográfica típica sobre ella. En cambio, se ha centrado en un momento específico de su vida y comienza la película con la declaración “Una fábula de una historia real”, por lo que se informa a la audiencia que esto no es completamente fáctico. Larraín dirige la película basada en el guión de Stephen Knight que permite vislumbrar su vida durante las vacaciones de Navidad de un año y ver todo lo que enfrentó en su vida personal, así como los desafíos de la vida diaria como una princesa con tradiciones muy estrictas. Kristen Stewart interpreta a la princesa Diana y esta actuación es una en la que olvidas qué otro trabajo ha hecho en el pasado, ya que ahora está tan inmersa como la princesa que parece ser la princesa. Sin duda con esta actuación estará entre las nominaciones a los premios de cine este año.

El fin de semana de Navidad seleccionado para ser el foco de esta película no es solo uno de muchos, sino uno en 1991 donde Diana (Stewart) todavía está casada con el Príncipe Carlos (Jack Farthing), quien actúa con mucha frialdad con ella y parcialmente finge ser esposo. En la finca de la reina en Sandringham, Diana disfruta de su papel de madre para sus hijos, William (Jack Nielen) y Harry (Freddie Spry). Ella rotundamente no quiere que sigan disparando armas (todavía son muy jóvenes) como es la tradición entre la familia real. Esta no fue la primera de su rebelión este fin de semana, de hecho, la película comienza con Diana conduciendo ella misma a Sandringham House sin chofer ni guardaespaldas. Ella pierde el rumbo, se detiene en un lugar de comida para pedir direcciones, dejando a todos los clientes y al personal incrédulos de que es la princesa. A Diana le importaba lo más mínimo que no llegara a tiempo a los eventos y vemos enfrentarse a ellos.

En esta historia, Diana tiene pocos en quienes confiar o escuchar, aparte de su sastre y amiga Maggie (Sally Hawkins) y el chef de la finca Darren (Sean Harris), quien es comprensivo, pero se siente aislada. Ella debe seguir el protocolo inflexible de la finca, sin permiso para decir o hacer nada fuera de los límites de los hombres dominantes como su cónyuge, Charles y el Major Gregory, un veterano de guerra que ahora trabaja para la reina, con los ojos puestos en todos, en todo momento. No es de extrañar que sintiera una sensación de mania y pajaro en jaula.

La directora de fotografía Claire Mathon (Atlánticos) captura muchos primeros planos de Diana proporcionando la sensación de intrusión en su vida que ella sentía. El excelente trabajo de vestuario de Jacqueline Durran cubre muchos de los trajes de Diana para cada evento. La variedad de modas no siempre fue algo que Diana quisiera usar y expresa su opinión a la empleada.

El editor Sebastián Sepúlveda ofrece una mirada cautivadora a la vida de su infancia que la lleva hasta donde se encuentra obedientemente en la finca esas vacaciones. La banda sonora de Jonny Greenwood complementa la película.

Incluso si no eres fanático de seguir la vida real de los principes y reinas, vale la pena ver la visión de este cineasta y la actuación de Stewart. Spencer llega a los cines estadounidenses el 5 de noviembre de 2021.

Fuente: Neon

Leave Your Comments

Share This