Por Liz Lopez

Rating: A-

Leí brevemente la sinopsis de la película Belfast, escrita y dirigida por el nominado al Oscar® Kenneth Branagh, y no tengo un conocimiento profundo de la ciudad y los disturbios de hace más de cinco décadas. A partir de la actualidad y cambiando rápidamente a agosto de 1969 en blanco y negro, el público ve a los niños jugando en la calle hecha de adoquines. Es muy obvio para mí que este es un vecindario muy bien establecido donde todos conocen a todos los demás y a quién pertenece cada niño. Esto me recordó tanto cuando crecí en mi vecindario del sur de Texas, cuando las madres vigilaban atentamente a los hijos de la otra, especialmente si una u otra preparaba la cena. Rápidamente me acomodé para aprender más sobre el niño con la espada de fantasía y la tapa de un bote de basura como escudo. La historia y las actuaciones de los actores son fenomenales. No tengo ninguna duda de que habrá otros que vean la película que se conectarán con ella en diferentes niveles y tal vez tengan recuerdos a la superficie y lágrimas por caer.

Buddy (Jude Hill) de 9 años y su hermano mayor Will (Lewis McAskie) están jugando afuera con otros compañeros de clase y / o niños del vecindario. Su diversión infantil se convierte en terror cuando una pandilla de religion Protestante recorre las calles de la ciudad para aterrorizar a los residentes católicos. Todo el vecindario entra en pánico cuando los padres intentan recoger a sus hijos de las calles cuando estalla la revuelta. Los residentes de la calle corrieron por los hijos de los demás, a pesar de su religión. Los miembros de la familia de Buddy son protestantes, y la pandilla anticatólica esperaba que el padre de Buddy, Pa (Jamie Dornan), participara en los disturbios y cosas peores, ya que el intenta permanecer neutral cuando llega a casa de vez en cuando de los trabajos que consigue fuera del área. Buddy lucha por entender la división y la violencia, y Pa y Ma (Caitríona Balfe) tienen diferencias maritales sobre cómo proceder en los próximos días y de su seguridad mientras continúan los disturbios civiles.

La película cubre un período de la historia de Irlanda del Norte, pero sin profundizar en los detalles y mantiene el foco en el impacto en las familias que incluyó la separación y dejar todo lo que alguna vez conocieron.

Hay algunas escenas encantadoras pero desgarradoras de la familia principal y los abuelos de Buddy, Granny (Judi Dench) o Pop (Ciarán Hinds). Buddy es muy cercano a Pop, confiando en él a menudo cuando su padre estaba fuera por el trabajo. Las escenas entre los dos son dulces, al igual que Pop con su propio hijo. A pesar de la salud en declive de Pop, se le ve dando una serenata a su esposa y luego se mueve cerca para un baile lento con ella.

También es probable que la cinematografía de Haris Zambarloukos sea nominada a algunos premios. Desde escenas de disturbios hasta momentos dulces con los ancianos y sus nietos, y la familia, hasta una fiesta familiar con Dornan cantando “Everlasting Love”, su trabajo es extraordinario. Los fanáticos de Van Morrison también disfrutarán de muchas de sus baladas en esta cinta. Sin embargo, una de las escenas más conmovedoras es la de un primer plano de Judi Dench a través de una ventana, y ahora no puedo estropear la escena. Hay que ver la cinta cuanto posible. 

Duración: 97 minutos Clasificación del MPAA: PG-13 y se estrena en cines el 12 de noviembre en los EE. UU.

Fuente: Focus Features

Leave Your Comments

Share This